volver al listado
4 Nov 2016

El Colegio de Caminos denuncia bajas temerarias superiores al 85% en el Ayuntamiento de Torrelavega

Notas de prensa

La Demarcación en Cantabria del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha denunciado la permisividad de la administración pública con las bajas temerarias, es decir la presentación de ofertas anormalmente bajas en los contratos públicos, con los riesgos que ello conlleva para garantizar el cumplimiento de las obras. Así, el último ejemplo de baja temeraria que pone en entredicho la solvencia de la ejecución de la obra se encuentra en el Ayuntamiento de Torrelavega, concretamente en el concurso para la construcción de cuatro carriles bicis en la comarca del Besaya. Una empresa de Granada ha presentado en la primera vuelta un 87% de baja con respecto al presupuesto fijado por la Administración municipal en los pliegos. Una cifra anómala que aún puede reducirse más en la segunda vuelta.

Si bien en estos casos, la administración puede pedir a las empresas que justifiquen las bajas, en casos como estos “es imposible justificar una reducción tan drástica, por lo que o bien el presupuesto de partida estaba sobrevalorado o la empresa no va a poder hacer frente a la obra a la larga, con el consiguiente gasto para la ciudadanía”, explica el decano del Colegio de Caminos, Enrique Conde.

Según Conde, “si bajas de 40% ya son una salvajada, hablar de valores del 87% es como decir que prácticamente estamos regalando la profesión. Y todo ello, que es lo peor, bajo el amparo de una administración pública como es el Ayuntamiento de Torrelavega”

La obra en cuestión forma parte del proyecto aprobado por la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria (red BICI) para la construcción de una red de carriles de bicicletas que una Torrelavega con varias localidades del municipio. La Consejería subvenciona a los ayuntamientos para la redacción de los proyectos (en este caso 36.000 euros) y luego financia las obras.

En total se presentaron al concurso 27 empresas, a dos vueltas. Desde el Colegio se denuncia que ninguna de ellas ha sido excluida, pese a que varias se presentaron con bajas temerarias superiores al 85% en la primera vuelta. Además, el concurso no requería a las empresas ni experiencia ni perfiles profesionales determinados, sólo se valora el precio (80%) y los plazos de ejecución (20%).

Para el decano de los ingenieros de Caminos este tipo de abusos por parte de las administraciones son frecuentes, pero la situación actual ronda ya los límites de la ilegalidad. “Estamos registrando adjudicaciones de obras con bajas temerarias que superan el 80%, una cifra anormalmente baja que cuestiona la seguridad y solvencia de la obra y que está amparada por la propia administración, que permite la presentación de estas ofertas lo que pone en entredicho su ética profesional”.

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer estadísticas del comportamiento de los usuarios en este sitio web y mejorar nuestros servicios.
Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información sobre cookies aquí Aceptar Cookies